bitcoinsSigamos con el objetivo de hacernos una mejor idea del potencial de Bitcoin, y sobretodo, del potencial del protocolo BlockChain en el que está basado. En el post anterior (Bitcoin, mucho más que una moneda digital (1 de 2)) concluíamos que Blockchain se erigía como una gran opción para la transferencia e intercambio de valor a escala global y que iba a dar mucho más que hablar en 2015 (en 2014, la investigación académica orientada a Bitcoin se triplicó).

El poder oculto tras BITCOIN

El impacto que significó el protocolo de comunicación TCP / IP para sectores como el de la generación, distribución y consumo de contenidos editoriales y mediáticos puede asemejarse al impacto que BlockChain puede provocar a sectores tradicionales, centralizados y fuertemente intermediados como los sectores de la Banca, los Seguros, la Auditoría o los procesos de gobierno corporativo, entre muchos otros… Podría aportar en todos mayor transparencia y consistencia. Descubríamos así en el post anterior el poder oculto tras Bitcoin…

Ya hace un par de semanas, nos enteramos a través de Coindesk de que el BBVA ha sido de los primeros grandes bancoes en realizar movimientos al respecto. En su camino hacia “entender mejor la Oportunidad de Bitcoin” (según comenta Jay Reynemann, director ejecutivo de BBVA Ventures), BBVA  participó junto a otras firmas en la mayor ronda de financiación de una startup del ecosistema Bitcoin: 75m$ invertidos en Coinbase (monedero virtual personal de Bitcoins y que ya cuenta con más de 2,2 millones de usuarios).

Pese a que hay quien (como Bill Gates) vaticina que Bitcoin no podrá resolver sólo los retos de los pagos a nivel global (aseveración que podría haberse realizado antes de la llegada de startups como Ripple – http://whatisripple.info – que aporta una novedosa idea, tomando parte del protocolo BlockChain, para que el usuario pueda operar en cualquier moneda y criptomoneda como FIAT, oro, paypal, o cualquier cosa que acepte la red…), parece estar más que claro que el protocolo BlockChain sí que parte de una buena posición para dar respuesta eficiente a infinidad de necesidades no resueltas o nuevas funcionalidades por cubrir. BlockChain y su modelo íntegro y descentralizado de validación de transacciones de VALOR puede ser el orígen de innovaciones disruptivas en muchos campos.

El potencial de BlockChain

Descubramos interesantes aplicaciones y funcionalidades que podrían ser cubiertas por el protocolo BlockChain.

Micropagos

Quizás sea el área en el que Bitcoin y Blockchain tengan mayor recorrido a corto plazo. Dada la radical disminución de los fees cobrados al operar una transacción y dado que se independiza el fee del volumen que se quiere transferir, ahora resulta rentable realizar micropagos. Así pues, será posible que como usuarios, individuos (o trabajadores de un equipo!) podamos de forma ágil transferir VALOR a pequeñas dosis. De este modo, podremos recompensar o reconocer la calidad, la excelencia, el servicio eficiente, … de los que nos rodean. Podremos recompensar a un bloguero por su trabajo de investigación, por su visión genuina de las cosas. O bien, podremos pagar a un medio digital por artículo en vez de por suscripción mensual / anual… Se abre un sinfín de posibilidades!

Dicho sistema daría pie a nuevos sistemas de valoración digitales. Mientras que, a día de hoy, la valoración de la reputación digital de personas / servicios / productos / empresas proviene de mera recomendación (basada en la confianza y a veces en otras cosas… 🙂 ), ahora podremos sumarle otro factor más. Como “Quien paga, manda” (o se podría complementar como “quien paga, otorga”) la recomendación digital podrá basarse en un factor adicional o en una nueva métrica del interés / engagement en una red: el VALOR que le hemos transferido a algo. Podrían aparecer nuevos modelos de negocio para proceder a la curación de los contenidos digitales.

Por ejemplo, ya se han llevado a cabo iniciativas que aprovechan las capacidades del micropago y de la micro transferencia de valor desde un punto de vista genuino. Así, ya hay quien ha realizado pruebas de concepto para acabar con los correos electrónicos spam. Mediante la vinculación de un archivo de transferencia de reducido valor al email enviado, si el receptor decide abrir el mail se devuelve la transferencia y se certifica que el emisor es de confianza para la red.

Siendo aventurados y dado que Google se podría considerar como “certificador” de la web gracias a su algoritmo de indexación, se podría dar el caso en que el principal negocio de Google de hoy en día dejara de tener sentido tal y como se conoce hoy en día? O, que tuviese que replantear su preciado algoritmo para que incorporase el factor VALOR que aporta BlockChain?

Mundo API

Se abre también todo un nuevo mundo al cruzar BlockChain y las APIs. Con el afloramiento de compañías que posibilitan el desarrollo de APIs basadas en el protocolo BlockChain, ahora nos será más fácil asignar recursos o traspasar valor en el mundo digital. De este modo, se abre la veda para que se establezcan nuevos modelos de negocio en el mundo de la Economía Colaborativa. El traspaso de valor entre objetos conectados será posible y, por ejemplo, cobra sentido reavivar servicios de prepago en contextos poco explorados hasta la fecha. Es decir, se podrán asignar ágilmente recursos digitales a dispositivos allí donde y cuando se requieran. Gracias a la proliferación de los objetos interconectados (Smart Meters, Smartphones, etc.), la contratación de energía, capacidad de procesamiento, almacenamiento o transferencia de datos o de servicios premium podría realizarse bajo demanda justo cuando y donde el usuario lo requiera.

Se rompe toda barrera espacial (incluso entre el mundo físico y virtual) y toda limitación temporal. La vinculación de las APIs y BlockChain permitirá toda clase de nuevas funcionalidades tan dispares como dar propina a un bloguero de Medium, dar propina a un conductor de Über, pagar servicios por consumo real realizado, etc…

Contratos Inteligentes (Smart Contracts)

Dado que BlockChain garantiza la transacción de valor mediante codificación crytográfica, la transacción y sus condiciones adquieren directamente la característica de ser programables. Sacando provecho de dicha característica, se puede dotar al marco en que ocurre una transacción (contrato entre varias partes) de una automatización en función de la ocurrencia de ciertos eventos, condiciones o autorizaciones. La automatización de contratos irrumpe con fuerza en procesos ampliamente intermediados por la propia naturaleza complicada de la transacción que requiera de la aprobación/autorización de varias partes; por ejemplo, la compra-venta de propiedades inmobiliarias. Así, BlockChain se adentra de lleno en terreno inaccesible hasta la fecha propio del ámbito regulador y legal.

En definitiva, los smarts contracts podrían agilizar procesos de compra venta complejos. En el mundo empresarial, se podría llegar a ligar de forma transparente y objetiva la remuneración personal (o de equipos de outsourcing) a la consecución de ciertos hitos medibles, a ciertos eventos o acordados SLAs (del inglés, niveles de servicio). Se podría ampliar su uso para pactos de socios o para contratos entre varios agentes en proyectos de Open Innovation.

Ante tal panorama, la transparencia sería máxima. Y más nos vale rendir cuentas a tiempo ya que el registro de morosos, de “buenos pagadores”, de buenos “colaboradores”, etc… a nivel de ente jurídico o a nivel personal será de ámbito público 🙂 (no necesitaríamos a ASNEF u otros órganos certificadores…). Ahora más que nunca, tu reputación te precede.

Activos digitales distribuidos y Propiedad Inteligente

Cabría destacar también la contribución que BlockChain puede hacer al “Internet of Everything”. En este sentido, gracias a BlockChain, se podría asignar (y así quedaría avalado por la red) un activo digital a diferentes dispositivos interconectados. Y, uno de los activos digitales podría consistir en la Propiedad Inteligente (Smart Property). Con ello, podríamos transferir la “propiedad” de un objeto a una persona concreta o de confianza y de forma momentánea. Con ello, se estaría autorizando a un objeto conectado concreto a acceder a la administración, uso y control de otro objeto conectado. Con lo cual, surgen infinidad de casos prácticos que podrán ser resueltos. Me encantaría transmitir a distancia la propiedad de mi vehículo y que pudiera ser utilizado por amigos y conocidos e incluso cobrar por ello… ¿Cómo lo véis?

Y Mucho más…

Seguiremos pendientes del desencadenamiento de desarrollos y nuevas startups que se basarán en BlockChain para aportar soluciones innovadoras. Pero ya hay quien está imaginando un ecosistema que permita la interacción entre cadenas (Chains) paralelas (véase la declaración de intención de la startup BlockStream y su firme creencia del carácter revolucionador de BlockChain)

Parallel Block Chains

Diagrama de Blockstream: “How Sidechains Work”.

Veremos como se desencadenan los hechos… Apasionante no? ¿Qué cauce créeis que tomará BlockChain?

Para más información reveladora sobre el potencial de BlockChain, recomendaros la lectura de:

View story at Medium.com

 

Anuncios