image

De vuelta a mi querida ETSEIB (UPC). Esta vez pude experimentar en persona lo que se siente al plantarse delante de los alumnos e intentar transmitir proyectos reales que ejemplifiquen los conceptos teóricos aprendidos en el aula. Sin duda, todo un reto que se tornó en un toma y daca de ideas y reflexiones en ambos sentidos. Salgo reforzado de las aportaciones de los alumnos, jóvenes talentos. Se trata de una colaboración docente altamente recomendable.

Se me antojaba recuperar con este post la linea iniciada con el artículo “¿por qué administrar y redactar un blog?”, respondiendo a la pregunta:
¿Por qué, a mi entender, vale la pena ser profesor / docente (aunque sea actividad no remunerada y te exija que le saques 25 horas al día)?

He aquí el TOP 20 de mis razones para ser docente:

1- Te retas
2- Te retan
3- Practicas tus dotes de presentación exponiéndote a un público deshinibido y curioso
4- Reflexionas antes
5- Meditas después (según feedback)
6- Replanteas más tarde
7- Interactúas con mentes creativas, inalteradas, objetivas, no viciadas y que se cuestionan todo (alumno)
8- Vuelves a contactar con modelos teóricos que ayudarán a reformular gaps del caso expuesto o reabrir lineas de actuación pendientes
9- Tomas consciencia de las nuevas inquietudes vitales de las nuevas generaciones (en la ronda de preguntas)
10- Calibras si tu discurso, tu persona o la lección expuesta se perciben como de interés (inversamente proporcional al numero de smartphones fuera del bolsillo de la audiencia)
11- Conoces nuevas personas, nuevos puntos de vista
12- Sales de tu zona de confort o rutina diaria
13- Te evades
14- Aconsejas en base a experiencia
15- Te aconsejan en base a tendencia (e intuición)
16- Reviertes horas y/o conocimiento, contribuyendo a generar un modelo educativo en el crees de mayor proximidad entre Universidad / Empresa, entre demanda y oferta laboral, entre necesidad real e impulso académico, …
17- Te abres a nuevas posibilidades de colaboración
18- Aprendes
19- Desaprendes
20- No sabes que nuevas vías de colaboración e investigación surgirán tras la sesión…

¿Quién da más?

En fin, profundizaremos en el contenido de la sesión en otros posts, pero en resumen, en esta primera sesión a alumnos del máster de Organización Industrial de la ETSEIB, nos centramos en la exposición de un caso de Reestructuración Corporativa: como paso para replegar velas, rearmarse en la retaguardia y para después volver a contraatacar.

A priori, suena como un caso poco innovador e incluso propio de compañías tocadas por la crisis. No obstante, el repliegue, la reflexión y el rearme en consecuencia deberían ser práctica común, frecuente y generalizada. Podrían considerarse prácticas antecesoras de la gestación de futuras innovaciones preparando así la disposición de recursos y competencias de la compañía hacia ámbitos más productivos. De este modo, todos juntos nos adentramos en el mundo de las colosas corporaciones de multinacionales cuyo objetivo más destacado radica en dar servicio efectivo y eficiente a las áreas de negocio. Y comprendimos la gran dimensión de un proyecto de estas características y sus posibles consecuencias e implicaciones.

Por otro lado, aprovechamos también para comentar qué puede aportar al estudiante una carrera en el mundo de la consultoría de empresas y debatimos la necesidad de tomar desde bien temprano las riendas de tu propia marca personal profesional. Sin duda, la mejor arma de las nuevas generaciones para defenderse en el futuro mercado laboral.

ETSEIBer para siempre!

Anuncios