image

 

Dilema con los modelos de gestión de la innovación

Los modelos de gestión de la innovación en las corporaciones ya no son nada nuevo para los empleados. Cada vez se sienten más cómodos e involucrados en el proceso. Aderezado con herramientas sociales y colaborativas (mercados internos de ideas, buzones de ideas, Yammer, Lync, etc…) y con incentivos de diversa índole, los empleados hacen aflorar ideas, que se difunden en la organización y se someten a la valoración del colectivo. Sin duda, dichos modelos han contribuido a la democratización de la innovación en las organizaciones; a romper con dinámicas obsoletas y confinadas en silos organizativos y a convencer al empleado de que puede ser agente de cambio.

No obstante, aún existe una importante brecha entre la idea y la generación de valor. Muchos de estos modelos abiertos al conjunto de la organización han servido de disparo de salida pero aún queda mucho por camino por recorrer.

Necesidad de Modelos de “vuelo rasante” como el Plan BYEM

En este sentido, creemos haber encontrado un proyecto que ha sabido crear engagement pero también obtener resultados del mismo. Es decir, un modelo de vuelo rasante que no se pierde por las alturas (los mercados de ideas corporativos pueden pecar de perder el foco hacia los resultados, premiando ideas en ciclos anuales que no acaban convirtiéndose en proyectos concretos) consigue que las aportaciones de los empleados se conviertan en valor directo.

Nos hacemos eco de los espléndidos resultados del plan BYEM de Endesa Generación en Producción Hidráulica. Sus siglas resumen perfectamente el objetivo del plan: Busca Y Encuentra Mejoras. Nada pretenciosas, transmiten su objetivo de manera clara y directa. El alcance se amplia a cualquier idea que proponga mejoras cuantitativas o cualitativas en torno a PROCESOS, SISTEMAS, INFRAESTRUCTURAS, SEGURIDAD Y SOSTENIBILIDAD MEDIOAMBIENTAL.

Así pues, se trata de un plan para la puesta en valor de las ideas de todos los empleados de la Organización (sin excepción, para algo menos de 500 empleados, repartidos en ~132 centrales de generación de energía eléctrica de 3 organizaciones territoriales: Pirineos, Norte y Sur) que permita a su vez transmitir cultura de mejora y progreso continuo dentro de la unidad de Generación Hidráulica.

Resultados del Plan BYEM

El plan BYEM ha obtenido excelentes resultados entre los cuales cabe destacar:

  • En 3 años, se han presentado 286 ideas de mejora propuestas por el 18% de los empleados (alta tasa de participación)
  • De las 286, ya se han implementado 166 iniciativas (agilidad en el desarrollo e implantación)
  • De las 286, 93 están en curso de implantación o en estudio
  • Tan sólo se han desestimado 27 propuestas (baja tasa de rechazo)

Nacido como modelo para la gestión de iniciativas con aportaciones incrementales, sus creadores ya aprecian la creciente presentación de propuestas desinhibidas y el potencial de aportación exponencial de valor gracias a la implantación de propuestas extrapolables a otras centrales hidroeléctricas, organizaciones, tecnologías de generación o países. Afirman que esperan trabajar  en el roll-out del modelo a otras tecnologías de generación y seguir afinando el proceso (por ejemplo, con la posibilidad de que se puedan “adoptar” ideas presentadas y construir sobre ellas o extrapolarlas a otras centrales o líneas de negocio).

De este modo, todos salen beneficiados. El management en concreto se beneficia de:

  • Monitorización de resultados conseguidos
  • Valoración de resultados potenciales con las propuestas pendientes de implantación
  • Simulación de resultados extrapolables o potenciales en caso de exportación de iniciativas de mejora a otras ubicaciones o regiones
  • Mayor facilidad para la asignación de proyectos al presupuesto anual o plurianual con la detección previa de proyectos de inversión en diferentes emplazamientos
  • Entre otros muchos aspectos…

Factores del éxito y lecciones aprendidas del Plan BYEM

Sorprende la naturalidad con la que la organización ha interiorizado y asimilado el proceso BYEM. Máxime, cuando afirman que no hay personas asignadas con exclusividad al plan BYEM. Han conseguido cuajar el modelo y ha venido para quedarse. Una vez consolidado, seguro que no se convertirá en un plan más de consecución de eficiencias y sinergias con fecha de caducidad. Tiene todos los ingredientes para convertirse en una herramienta fundamental de consecución exponencial de valor, aportando año a año mejores resultados y acercándose a la exploración de innovaciones cada vez más radicales.

Atribuiríamos gran parte del éxito a factores tales cómo:

  1. Valor compartido: La mejora continua es cosa de todos y forma parte del trabajo de cada empleado de igual forma que lo es trabajar con Seguridad o respetando el Medio Ambiente. Forma parte de un valor compartido por el conjunto de la organización y que otorga cohesión a la comunidad.
  2. Comunidad: Ya eran Equipo. Como buen equipo ingenieril, acostumbran a unirse para la implantación de retos y programas de eficiencia. Pero han logrado convertirse en Comunidad, fortaleciendo el modelo BYEM y dejando claro que el proceso de innovación bien asimilado por la comunidad viene antes que la tecnología o que un sistema IT de soporte al proceso.
  3. Liderazgo: Se lidera con el ejemplo. Los responsables actúan, opinan, evalúan, ofrecen feedback, se responsabilizan del ciclo de vida de la idea y creen en el modelo, fomentan la participación. Hechos que se trasladan automáticamente al  modelo y a sus integrantes.
  4. Respecto por la idea y el ideador: Todo idea es procesada, gestionada, evaluada y obtiene su feedback en consideración (tanto si se ejecuta como si no). Existe permanente trazabilidad del proponente y por ende del mérito. Un modelo agradecido.
  5. Recursos y organización:
    • Espacio virtual: Trazabilidad del estado de todas las propuestas de mejora mediante un espacio compartido para todos (sin excepción) en la intranet.
    • Figura del responsable BYEM: todas las ideas e iniciativas planteadas acaban en manos de los responsables BYEM. Canalizan, evalúan, distribuyen responsabilidad, asignan recursos y velan por el ciclo completo de la vida de la idea (desde ideación a ejecución de proyecto). Roles indispensables.
  6. Proceso simplificado: Se ha procurado que el proceso de generación, captación y gestión de las propuestas de mejora sea sencillo y no sea percibido por las personas como una carga adicional de su trabajo sino como parte del mismo.

Desde innovationthoughs.com, deseamos larga vida a planes como BYEM que con la aportación de la comunidad apuestan por la innovación y la mejora continua. Demuestra que es posible y que queda camino por explorar. E imaginamos, por ejemplo, el potencial de BYEM si ampliase su masa crítica de usuarios (por ejemplo, con la su implantación en otras tecnologías de Endesa Generación), si mejora el proceso actual adentrándose por los mundo de la Innovación Abierta (por ejemplo, abriéndose a expertos internos de las áreas corporativas y/o a expertos externos para la influenciación positiva de ideas e iniciativas de implantación), si explorase algún otro tipo de innovación más (véanse “los 10 tipos de Innovación“), etc..

Paso a Paso… pero parte de muy buena base y posición desde la que ya están dejando las ideas volar…

Para más información:

http://www.eleconomista.es/seleccion-ee/noticias/6083171/09/14/Las-hidroelectricas-de-Endesa-ahorran-con-a-las-ideas-de-los-empleados-.html#.Kku8aisOqW9QS5m

Anuncios