Where the ideas live

IDEO está detrás del diseño y desarrollo para terceros de infinidad de productos. Se trata de productos que han revolucionado mercados y abiertos nichos de consumo inesperados. A parte de su cultura empresarial que celebra las diferencias y el error rápido para aprender de él, la clave del éxito de IDEO se haya justamente en encontrar el equilibrio exacto entre la informalidad que requiere la creatividad y el procedimiento metodológico requerido por todo proceso de desarrollo de producto. Gracias a equipos multidisciplinares en constante orientación hacia el intercambio de ideas y conocimientos, IDEO consigue que su ámbito de actuación abarque desde la conceptualización hasta la fabricación en serie de los productos que desarrollan para terceros.

En cierto modo, IDEO trasladó las técnicas de ingeniería concurrente propias del ámbito industrial al campo del diseño y desarrollo de producto.

A modo de resumen, los principios sobre los que se asienta la cultura de IDEO son:

Modelo IDEO

El método de trabajo de IDEO se hizo mundialmente conocido cuando desde un programa televisivo se les retó a rediseñar el carro de la compra (véase video en YouTube). Resultó ser un documental de éxito en el que uno de los equipos de IDEO ponía en práctica su proceso de creativo de extremo a extremo (end-to-end) desembocando la reconceptualización del carro de la compra en un tiempo récord (en apenas 5 días laborables).

El equipo multidisciplinar realizó una inmersión profunda (o como IDEO lo llama, DeepDive) para cuestionar lo que conocíamos como el carro de la compra. El proceso DeepDive consistió en la puesta en marcha en modo simplificado y acelerado del típico proceso creativo que ejecutan a la perfección ante cualquier encargo. En la siguiente ilustración se resume el proceso:

IDEO NPD process

Es asombroso ver cómo en el aparente caos creativo aportado por individuos curiosos y las múltiples técnicas creativas, la ejecución del proceso de forma pragmática guía al equipo a la consecución rápida de resultados y aproximaciones cada vez más optimizadas. Por ejemplo, en tan sólo un día el equipo de trabajo da con los 4 insights que, según ellos, deben formar parte intrínseca del diseño definitivo. Así pues, en base a la observación antropológica, el análisis del mercado y la búsqueda de información sobre el producto, estiman que los criterios que debe cumplir un buen “carro de la compra” son:

IDEO shopping car insights

 

Un vez descubiertos y consensuados, el equipo de trabajo se dividen en subgrupos especializados para que definan las funcionalidades del carrito que puedan responder a cada uno de éstos 4 insights. De éste modo, se proponen ideas y se testean rápidamente mediante prototipos para conferir al diseño definitivo de elementos que velen por la Seguridad de uso, mejoren la experiencia de compra del consumidor, faciliten la búsqueda de productos (vinculación de cliente con la ubicación de los productos en el espacio comercial) y agilicen el proceso de pago (CheckOut).

Finalmente, el equipo vuelve a consensuar cuál debe ser el diseño definitivo en base a la consolidación y filtrado de las funcionalidades propuestas anteriormente. El resultado final de una semana de trabajo se convierte en un carro de la compra que contempla nuevas funcionalidades tales como:

  •  Modularidad y compartimentación para facilitar la experiencia de compra y que el carro se comporte como centro de operaciones del consumidor. Éste podría desplazarse con cestas más ergonómicas y con menos peso a las diferentes zonas del centro comercial.
  • Seguridad y facilidad de acceso y maniobrabilidad con ruedas que giran 360º.
  • Comodidad para el usuario reservando un espacio especialmente diseñado para acomodar objetos personales o sentar a los niños.
  • Agil proceso de búsqueda de productos y pago de los mismos mediante escáner/pantalla de alta tecnología.
  • Paso por caja mediante descarga de los módulos y cestas que componen el nuevo carro de la compra: dejando espacio para colocar las bolsas de la compra para su desplazamiento posterior al vehículo de carga del consumidor, facilitando su estocaje y previniendo su robo al disminuir su valor residual.

Buenas reflexiones hechas realidad en tan sólo una semana.

El proceso creativo de IDEO junto con el fomento de la cultura colaborativa y el sentido de la urgencia para ofrecer al cliente la excelencia convierten a IDEO en una empresa de éxito en su campo. Seguro que podemos extraer buenas prácticas para mejorar nuestros equipos y empresas. No créeis?

Fotografía “Spiritual MarketPlace” encontrada en Flickr.com

Autores: Ada, Jordi, Marco y Emilio

 

Anuncios